Sergio Landeo Coach

¿Qué pasaría si las personas trabajaran y vivieran de su propósito de vida? Es una pregunta que escuche en el 2014. Primero y sin duda habría mucha gente feliz. Esa simple respuesta puede que sea suficiente, pero engloba otras cosas. Habría mucha gente exitosa porque cada persona tiene un conjunto de talentos y habilidades diferentes y al ser consiente de ello uno puede saber en donde encaja en este mundo y como poner ello a favor de la sociedad, el éxito viene por añadidura. Habrían mejores profesores y alumnos, y no me refiero al colegio o a la universidad. Si cada persona se dedicase a su propósito de vida habría gente apasionada hablando de ello con un nivel de energía distinto, sin necesidad de un salón de clase, ni horarios, ni diapositivas y esa información llegaría a otras personas que tienen pasiones similares pero que aún carecen de experiencia, habría interés de aprender mas allá de querer aprobar un curso o sacar una buena nota. Habría gente motivada, hoy la motivación es un tema que se empieza a tocar con más frecuencia. Es común encontrarse con cursos de cómo motivar a tus colaboradores o fuerza de ventas, pero si la gente se dedicase a su vocación no serian necesarios tantos cursos. La motivación es como la gasolina, debes estar llenando el tanque de cuando en cuando, pero la pasión no requiere de ello, solo necesita un entorno que la potencialice y la reconozca, es gasolina infinita. Habría mayor sentido de contribución. El mundo seria mas amable, la personas pondrían su talento y habilidad al servicio de otros no solo por un pago, sino por vocación. Suena bien, pero ¿Por qué no es esa la realidad? Pues que para trabajar de tu propósito primero hay que encontrarlo. El ritmo de vida en estos tiempos no ha promovido un espacio y mucho menos una guía para reconocer tus talentos y habilidades, descubrir tu pasión y por ende encontrar tu propósito. La vida le pasa a la gente muy rápido. ¿Y si he encontrado mi propósito qué sigue? Pues potenciarlo, cuidarlo y comunicarlo. Pero por lo general tampoco nadie nos ha enseñado eso. Me he pasado 4 años analizando, estudiando y observado a personas exitosas de todo el mundo con distintas vocaciones y he descubierto que, sin importar la profesión a la que se dediquen, las personas que han encontrado ese propósito son mucho más exitosas y mucho más felices. A la par, emprendí mi propia búsqueda también y lo que encontré es fascinante. He decidido compartir lo mejor de todo este proceso para llegar a personas como tu que quizá también se hicieron una pregunta similar. Compartamos juntos este camino.