The Chocolate House

El bosque simplemente los llamaba, un aroma que no había producido antes ninguna sustancia conocida, capaz de tocar el más puro instinto. Este sentimiento lo habían tenido todos en la aldea pero nadie se atrevía a hablar, ni a sentir, sus tradiciones lo impedían, la “vida” debía ser lo que debía ser, una rutina. Los dos hermanos ya lo habían planeado todo, ellos se dejaron llevar por lo que sentían que debían hacer. Se adentraron en el bosque en un día soleado sin preocupación de perderse en su asombrosa aventura. En ese momento las palabras dejaron de existir, llegar a probar ese sabor mágico de THE CHOCOLATE HOUSE, la casa de chocolate de dónde provenía el delicioso aroma, acabo con toda la oscuridad que caía sobre la aldea finalizando la era de la opresión para empezar la era de la vida. Hansel y Gretel siguieron con su legado de producir en THE CHOCOLATE HOUSE todo tipo de maravillosas recetas a base de chocolate a través del caldero secreto que se les fue dado. El color volvió a existir en aquella aldea y la felicidad volvió a ser el eje de sus vidas.