El Bravero de Patatas Bravas

Esta página nace con la intención de no solo buscar "las mejores patatas bravas del mundo", si no de intentar buscar todos aquellos lugares donde se cocinen, unas buenas bravas, sean auténticas o derivadas, con alioli, salsa o lo que se quiera llamar, eso si, que sean patatas, no otra cosa, ya me entendéis. Antes de empezar con esta andadura, dejar claro de donde nace la idea, o mejor dicho, debido a que nace esta idea. El creador de esta página soy yo, Oscar, un chico de 41 años, y desde una ciudad, no muy grande, llamada Puerto de Sagunto, en Valencia, la cual como prácticamente toda Valencia, hay una cultura muy fuerte por las patatas bravas, las encuentras en cada bar o restaurante, es algo con lo que conviven los valencianos, pero también en otras partes de España o del mundo. Pues bien, todo empieza hace muchos años, concretamente 36 años, allá por el inicios de los 80, que es cuando recuerdo por primera vez bajar con mi madre a casa de una vecina, Encarna (no la de Martes y trece) que vivía en el primero, bajábamos a su casa para hacer ajoaceite, lo que también llaman alioli o allioli, que viene de las palabras valencianas all (ajo) y oli (aceite), con esa edad tan pequeña fue cuando empecé a crear yo mismo mi salsa, sin saber aún que en un futuro sería adicto, años después esta adicción fue corroborada por el médico. cuando acudí al el, y no me acuerdo muy bien como salió el tema, me dijo que por lo que le contaba tenía una adicción al ajoaceite, como la gente con el tabaco u otras cosas, que no era una adicción mala en sí, mientras no me causara daños, porque lleva mucha grasa, he intentado dejar de comer y nunca he podido (por suerte), ese tema lo he llevado siempre bien, pero el tener una dependencia directa, en este caso las bravas, eso no lo he llevado tan bien, hasta el punto que en mi época de vivir en Londres me veía obligado a bajar cada mes para poder comer unas buenas bravas en algún bar conocido, si es verdad que luego de paso veía a la familia y amigos, pero a veces era lo secundario o ni los llegaba a ver, lo primero era lo primero, y así es como me di cuenta de esta adicción, sana pero…ejem ejem!! Desde aquellos años de niño no he parado de comer ajoaceite, en casa, en bares, allá donde he ido ha sido lo primero que he solicitado al camarero, para la comida o con pan solo, en Valencia, Barcelona, Honk Kong, Londres, Las Islas Baleares, etc… entonces… es ahí donde me doy cuenta realmente de lo importante que es esta salsa para mi, y las patatas bravas en mi vida, sobretodo las de Valencia, que para mi son las autenticas bravas, con ajoaceite, pero claro, porque así las he conocido desde siempre, en otros lugares solo llevan salsa brava, en otros mayonesa y ketchup, etc…todos tienen su derecho a hacer patatas con algo y llamarlas patatas bravas, ya iré profundizando en ese tema mas adelante en algún post, así pues, por mi devoción a el ajoaceite y con ello las bravas, me he visto obligado a intentar buscar las mejores del mundo, o al menos buscar donde te puedes comer algunas en condiciones, para ello, espero la colaboración de la gente, aunque yo mismo me desplazaré a lugares de toda España y el extranjero, para buscar unas buenas bravas, e intentar dar mi opinión de lo que me llevo a la boca. Empezamos…