Casa de Fe

Casa de Fe, nace cuando Dios dijo: “El que me cree me agrada”. La Fe mora en nuestra casa. Y sin fe es imposible agradar a Dios.